Friday, August 11, 2006

El drama del divorcio. Añoranzas de la familia.

Las añoranzas de la familia:


Estaba un amigo mío en Moscú, hablando con Aliocha en su casa y tomando té. De pronto un barullo en la escalera, los llantos de una niña en un rellano; la mujer cuenta: es que ha vuelto Dimitri, borracho para ahogar su pena, y añora a su mujer de la que se ha separado y vuelve por si le admite en casa.

Recordé otra escena, un marino que se había separado de su mujer por petición de ella, también de llanto y dolor, buscando la intercesión de un familiar para arreglar el matrimonio roto.

No acabaron bien esas historias, pero muestran cómo la ruptura familiar causa dolor y llanto en ambos. Y que valdría la pena hacer un esfuerzo para culminar con éxito esa empresa.

Es cierto que para ello ambos deben ceder, rectificar, pedir perdón; pero si no se intenta, cuando llega el momento de la separación o del divorcio, ellos mismos sufren un desgarrón en su ser porque se desvinculan del ser amado. Creo que vale la pena facilitar las acciones que sanen el matrimonio antes de iniciar las que lo separen. Y vale la pena proteger ese bien que, si tiene éxito, es seguro de felicidad para los esposos.

Andrés Aterido

10 comments:

Josefa Romo said...

Las primeras víctimas del divorcio

El divorcio suele afectar negativamente a los esposos, a los que considero las primeras víctimas de su fracaso matrimonial; pero, de manera muy señalada, los hijos son las principales víctimas de la situación, víctimas inocentes que pagan muy caro. ¿El divorcio es progreso? A lo largo de mi experiencia como educadora, he visto cómo algunas esposas separadas y/o divorciadas se olvidan de puntos importantes de su casa o de su vida (se distraen con mayor facilidad, embebidas como están en sus problemas personales o familiares que han de llevar ellas solitas). A ellos, contrariamente, se les suele notar su profunda tristeza en el semblante, acompañada de desaliño; su vida se vuelve mustia y, a veces, hasta turbia. De todas formas, poco a poco van superando su situación, algunos con bastante dificultad y dejándose siempre en el hogar, unas cenizas calientes que, con suerte, podrían resucitar y renovar el fuego. Decían los psicólogos de Estados Unidos, paradigma del divorcio: ‘Si tu matrimonio no funciona, rehaz tu vida’. Ahora, tras una larga experiencia, dicen: “Si tu matrimonio no funciona, arréglalo”.

Josefa Romo

frid said...

Algunos datos a conocer:

Al tomar el poder el Comunismo en Rusia, el Estado asumió en la educación de los chicos pasando por encima de los padres, implantaron el divorcio, el aborto, se apoderaron de la base económica de la familia, todo en nombre de la lucha de clases, etcétera.

Luego, las raices de la destrucción de la familia tienen en parte que ver con el socialismo marxista, que requiere desintegrar las instituciones naturales.

Aportando datos: said...

Una legislación antifamiliar

Además del ensañamiento antifamiliar que manifiesta nuestro macrocapitalismo publicitario, recae una legislación que encima de implantar el divorcio pretende injustamente igualar la familia a otras articulaciones entre personas.

Observemos que el matrimonio es una institución decisiva e insustituible para el bien común de los pueblos. La situación legal del matrimonio –unión de un varón y una mujer– así como los privilegios que le son propios, constituye, desde el punto de vista sociológico, el reconocimiento a la inconmensurable contribución que el estado conyugal hace a la sociedad, en particular al dar la vida a nuevas generaciones que la familia educa e integra en sociedad.

Cuando para no comprometerse, el hombre y la mujer, se niegan a dar forma jurídica y pública a un vínculo que implica la intimidad sexual –tal vez por falta de confianza en el otro, o en sí mismo, o en el porvenir, o por incapacidad de unirse mediante compromisos a largo plazo– crean simplemente una situación de hecho que se llama concubinato.

Así como otra situación de hecho es la relación de dos hombres o dos mujeres que experimenten una atracción exclusiva o predominante hacia personas del mismo sexo –cerrándose al don de la vida y que no procede de una verdadera complementariedad afectiva y sexual– lo que lógicamente no puede equipararse con el vínculo de familia, basado en la unión conyugal la cual hunde sus raíces precisamente en ese complemento natural que existe entre el hombre y la mujer.

Monseñor Rinaldo Bredice

María Fernández said...

Felicitación al Foro español de la familia:

Quiero felicitar al Foro español de la Familia, con Benigno Blanco al frente, por su empeño en defender a la noble institución familiar, basada en el matrimonio, de las injustas agresiones que recibe del gobierno actual y de sus medios afines. Nada hay en
la sociedad tan importante como la Familia, transmisora y cuidadora de la vida y educadora de la prole.

“¡Cómo se nota a los niños que tienen una familia detrás!”- comentaban unos profesores-. ¿No tenían razón, ellos que tratan a tantos niños? Si la familia funciona, los hijos se sienten más seguros, saben de esfuerzo y de normas y suelen respetar. Hoy hay muchas familias rotas y los hijos lo acusan. Pero, ¿qué hace el gobierno para atajar tan grave mal?

Empeora la situación con el divorcio exprés, que reduce el contrato matrimonial a una relación pasajera de menor importancia que cualquier otra relación contractual, algo así como la prolongación de un noviazgo, en el que no hay compromiso de permanencia, y poco más. Cuando me contaron que el partido de Zapatero se había fijado en la familia, me eché a temblar. ¿Me equivoqué? Habían estropeado la enseñanza con al LOE. ¿No pasaría lo mismo con la familia? Los hechos lo confirman: la nueva ley de matrimonios, recurrida por el Partido Popular. La política familiar de los que nos gobiernan, que consiste en pretender lo imposible, igualar al matrimonio la relación homosexual, rebaja el matrimonio civil, mientras confunde a los propios homosexuales haciéndoles creer que se casan, cuando lo que hacen es comprometerse al más puro narcisismo. El matrimonio es un compromiso específico y no puede haberlo entre homosexuales, por muy íntima que sea su relación: no se da la condición natural. ‘Lo que natura non da, Salamanca nos presta’. Así en esto: lo que la naturaleza niega, el gobierno no genera.

María Fernández Vicente.

frid said...

Yo también muestro mi apoyo a Benigno Blanco y a sus iniciativas a favor de la vida y de la familia. No es cuestión de partidos sino de sentido común: promover lo óptimo. Y lo óptimo es la vida y la familia. Lo óptimo para cada uno es vivir; y lo óptimo para el matrimonio es la esbabilidad y complementariedad, y que dure el amor.

frid said...

Dice Cañizares en una conferencia de junio de 2006: En su ponencia, ha dicho que son muchos los padres que "piden atención urgente a la familia hoy, que padece grandes males, y ya es hora de afrontar sus soluciones sin complejos". Como una de las causas de la crisis de la familia ha citado a la "plaga del divorcio que cobra sus víctimas en los hijos" y el aborto, que ha llegado a comparar con la violencia de género y la guerra de Irak: "Cómo se puede decir no a la guerra, decir no a la violencia en los hogares y decir sí al aborto". Sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, ha indicado que "se está destruyendo la verdad del matrimonio" y se lleva a la "quiebra" de la humanidad. Constituyen, en resumen, "un riesgo para toda la sociedad, en su futuro".

forum libertas said...

Los efectos del ‘divorcio exprés’



Que la polémica ley del ‘divorcio exprés’, puesta en marcha hace ahora algo más de un año por el Ejecutivo Zapatero, no era una buena medida y que provocaría un espectacular aumento de las rupturas matrimoniales estaba cantado.



Esta fue, precisamente, una de las referencias que hizo Flaquer en las jornadas sobre drogas y familia celebradas el pasado 9 de junio en Gijón. Entre las transformaciones que se están viviendo, hay que remarcar el rápido crecimiento del porcentaje de hijos fuera del matrimonio o del incremento “muy importante” de divorcios tras el cambio de la ley. “De esas cosas las administraciones deben tomar muy buena nota, porque nos vamos a encontrar con situaciones que nos van a desbordar si no hay una prevención de situaciones en ciernes”, aseguró.



El experto se mostró muy crítico con “algo tan típico de los gobiernos españoles, como es poner en marcha leyes o reformas que no cuestan un duro, que les parecen sin complejidad”, pero con una carga tremenda de profundidad, y puso como ejemplo la reciente ley del divorcio sin llevar aparejadas medidas sociales de protección a las familias con hijos a su cargo.

Victor Ruiz

J.A.González said...

Una cuestión de diccionario:

El Papa ofrece una cordial bienvenida al Embajador Vázquez, católico declarado, sin perjuicio de que reitere sus críticas al Gobierno Español sobre los matrimonios gays, articulados por el PSOE, en España ,el futuro de la asignatura de Religión ,el divorcio “Express”,etc….

Fernando Moraleda reitera la postura del Gobierno de respeto a la Iglesia, pero afirmando que tiene que atender al programa y no al Catecismo.

Aquí nos trastoca este señor la postura lógica y evidente de que hay que obedecer a Dios más que a los hombres. Este “esbirro” de ZP compara los huevos con las castañas.

¿Ha contabilizado Moraleda cuántos millones de españoles y miles de millones de católicos de todo el mundo están en perfecta oposición a esta postura? ¡Hubiera sido mas brillante diciendo que hay que atender al Programa del PSOE antes que al Quijote!

El PSOE ha configurado un Programa anulando hasta el diccionario de la Real Academia Española.

¿Ha leído Ud. el diccionario? Sr. Moraleda ,donde afirma que Matrimonio es “la Unión de un Hombre y una Mujer. No sería malo que fuesen Uds. menos incultos y en lo sucesivo elaborasen los programas socialistas coherentes, por lo menos, con el diccionario. O es que no tienen en sus filas personas más cultas para este fin.

Y no hablemos de Política Internacional, donde nos “toma el pelo” hasta Evo Morales,(creo se llama así )el Presidente de una Nación, que ,con todos los respetos, es “enana” en todas las magnitudes con relación a nuestra nación, por ahora todavía .

José Antonio González Labusta

Josefa Romo said...

La familia, un bien social

Me alegra que haya gente con la cabeza bien puesta y que realiza el esfuerzo de poner luz sobre las sombras que hoy nos cercan. En relación, por ejemplo, con la familia, hay una especie de lucha por destruirla. La separación y el divorcio de los padres, tan en boga
ahora y promovido por quienes deberían apoyar y favorecer la unión conyugal, no es signo de progreso, sino estúpida tiranía que se ejerce sobre los niños y adolescentes. ¿Quiénes pagan más caro? Los hijos ven roto su hogar y la inseguridad suele apoderarse de ellos y hacer estragos en su personalidad en desarrollo, en el progreso del estudio y en su conducta. ¿Hay verdadero cariño cuando no se hace el esfuerzo de la conciliación, o predomina el egoísmo y la soberbia de quienes son impacientes, irresponsables o no quieren perdonar ni pedir perdón?
Hay cosas que no se pueden tolerar; pero, en muchos casos, el motivo de las rupturas es la falta de resolución para resolver positivamente las crisis; también, el capricho por otro enamoramiento, debido a la irresponsabilidad en la guarda del corazón. En esta línea de clarificación y de servicio a la verdad, se han presentado en Bruselas (9-5-06), las conclusiones del I Informe Europeo sobre la Familia. Allí, el Instituto de Política Familiar subrayó la importancia social de la familia e insistió en la necesidad de fortalecer el vínculo matrimonial, los procedimientos de reconducir las crisis familiares y el fomento de la natalidad, así como la urgencia de la definición del matrimonio como lo que es, la unión estable entre un hombre y una mujer.

Josefa Romo

piedad said...

Todas dejan huella. Hacen daño a los que lo sufren.