Wednesday, May 17, 2006

Vale la pena vivir cada minuto.

Hoy he estado recibiendo una obra pública en Navarra. Ahí la persona que me ha explicado lo que se ha hecho es una ingeniero de telecomunicaciones que vive en Pamplona. Pero no es eso lo que iba a decir... sino que si tú, lector, la conocieses conectaríais enseguida.

Con un sentido común aplastante hablaba del optimismo necesario para la vida. Es mujer y se entiende que dijese que al mirarse al espejo se espetase "guapa"... y luego afrontaba la vida familiar con una sonrisa y tirando del hogar hacia arriba. Supongo que su marido se lo dice a menudo.

Pero me dije que ese modo de enfrentarse con el día tiene mucho de sabiduría. Yo, varón, me diría, "ale valiente" e iría con la ilusión del que va a hacer todo el bien que pueda ese día regalando alegría.

En el fondo no es muy distinto de lo que oí a un amigo mío que tuvo que llevar escolta por el asunto ETA sobre cómo afrontaba la situación. Al principio con algo de miedo, pero luego aceptando el reto, se proponía llenar ese día como si fuese la última oportunidad de hacer lo que tenía que hacer en cada momento. Me cuenta que la experiencia valió la pena y recuperó la paz y las ganas de luchar.

Así ¿quién pensaría en quitarse la vida, por muy limitadas que tuviese sus facultades? Y esto es lo que me ha sujerido ver el blog de Alicia.

El mundo sería mejor si alimentasemos cada minuto las ganas de vivir viendo que es vida y, vale la pena, el sonreir a un niño, el ayudar a cruzar la calle a un anciano, el levantarse para que se siente esa madre con niño en "cassete", en definitiva... gozar viviendo y ayudando a vivir. Levantándonos cada mañana para decir a cada uno de nuestros amigos y conocidos ¡qué bien el que existas!

Monday, May 08, 2006

Morir con esperanza


Muerte decente

La muerte de Jorge León Escudero, persona tetrapléjico que necesitaba respiración asistida para vivir, ha conmocionado a la sociedad y a la vez ha suscitado un interesante debate sobre la eutanasia, que no nos sorprende debido a la maniobra ideológica que siempre funciona de la misma manera. Su hermano ha dado las gracias a quienes le han ayudado a suicidarse y ha calificado de “muerte decente”. Las personas tetrapléjicas o pentapléjicas no están deseando morirse, y mucho menos pidiendo que los eliminen, sino esperando ayuda, cariño y comprensión. Hay personas en situaciones límite, como Stephen Hawkins o el fallecido superman, que resultan mucho más ejemplares que otros en perfecto estado de salud.

En mi familia hemos vivido y compartido el dolor de una de mis nueras que murió con 31 años, después de casi cuatro años padecer una terrible enfermedad “esclerosis lateral amiatrofica”, vivió durante tres años sin poder moverse, ni hablar, alimentándola a través de una sonda en el estomago. Estaba rodeada de tanto cariño “ni siquiera pensaba en ella” la recuerdo siempre con la sonrisa, solo quería que todos estuviésemos felices, nunca pidió morir, solo cuando Dios la llamase. El concepto de dignidad humana, el sentido de la vida, de la libertad, y qué entendemos por persona, afectan al sentido de la muerte. Aceptar o no la eutanasia presupone un peculiar concepto del hombre y de su destino. La lamentable experiencia que vamos teniendo donde se tolera aconseja no permitir más, el asesinato por compasión.

Elena Baeza Villena

--------------------------------------------------------
Cuelgo esta carta en mi blog porque muestra el contraste entre no tener razones para vivir y el tenerlas... curiosamente tiene más razones quien sabe que después de esta vida hay una Eternidad... y porque tengo mi propia experiencia vivida con mis padres que se hicieron ancianos amando la vida... con las limitaciones que les daba la ancianidad... y, al llegar sus últimos momentos... con ilusión de rezar y hacer todo lo que pudieran por sus hijos y demás familia... gocé con los últimos rosarios rezados con mi padre moribundo... y con el cambio de gafas (días antes de que falleciera)... gocé con el modo con el que mi madre ... que casi ya no se valía me curaba un corte en un dedo... y del modo como me dirigía el cocinar desde su silla cuando iba a su casa... y ellos tambien gozaron... haciendo el bien hasta que Dios les llamó... y murieron con paz... recibidos por la Madre del cielo.

Wednesday, May 03, 2006

Mi Padre y vuestro padre.

A tenor del cierre de la Central Nuclear de Zorita, que motivó que los ecologistas radicales celebrasen en El Retiro madrileño, junto a la única escultura erigida al diablo, dicho cierre... y que, al mismo tiempo, en Zorita, donde varios miles de personas han visto truncado su anterior trabajo y donde las campanas de la Iglesia tocaron a difunto... me han venido a la memoria recuerdos viejos, de esos que pasan de abuelos a nietos...

Tambíen sería por estas fechas, primavera del 36, momentos de tensión en Madrid... una tía mía, entonces una cría, la menor de una familia numerosa, jugaba con otras niñas en la calle Claudio Coello... las niñas llevan unos colgajos con unos diablillos, mi tía lleva colgado de una cadena un crucifijo...

La tolerancia... las niñas comienzan a burlarse de la otra niña... mi tía llorosa vuelve a casa y se lo dice a su madre, mi abuela. Y ella le da una contestación para sus compañeras de juego... Mira, diles con calma... "tranquilas, yo llevo a mi Padre, vosotras a vuestro padre... no pasa nada".

Solución puesta en marcha, otro día de juego en primavera, en las calles de Madrid. La niña a sus compañeras cuando vuelven a la carga tolerante: "Mirad yo llevo a mi Padre, vosotras a vuestro padre"... no puede seguir... bofetada... y vuelta llorando a casa.

Consuelo materno y salomónico: ¿Qué te pasa mi niña? ¿que te pegaron?... es que no les gusta tener al demonio como padre.

Mi tía cambió de compañeras de juego... y, antes de que fuese demasiado tarde, en el último tren que salió de Madrid, se fue huyendo la familia... por lo que pude conocerlos a todos.

En el caso de Zorita... yo no diré como mi tía que el demonio sea el padre de los que celebraron en su rincón la fiesta anti-nuclear... simplemente que fue un signo de mal gusto... o es que el diablo ama el medio ambiente?... que no deja de ser algo creado por Dios y odiado por su enemigo mortal.

Yo que ecologista... me buscaría otros patronos.