Friday, May 09, 2008

En 2006, aumentó la asignación tributaria de los españoles a la Iglesia

8.5.2008.



Por: Redacción

La Conferencia Episcopal presentó su Campaña de la Declaración de la Renta. Hoy es más necesario que nunca que nos mojemos en sostenterla. Y estos datos muestran con optimismo la mayor madurez de los católicos españoles.

www.aragonliberal.es


En 2006, aumentó la asignación tributaria de los españoles a la Iglesia



MADRID, martes, 6 mayo 2008 (ZENIT.org).- Este 5 de mayo se presentó en la sede de la Conferencia Episcopal Española (CEE) la segunda fase del Plan de Comunicación puesto en marcha por la CEE para informar sobre su sostenimiento económico. En 2006, aumentó la cantidad asignada a la Iglesia, así como el número de personas que marcan la 'x' a favor de la misma.

En la primera fase se informó a la sociedad sobre la labor de la Iglesia católica en España y sobre el nuevo modelo de asignación tributaria, acordado con el Gobierno a finales de 2006. Esta segunda fase se centrará en la Campaña de la Declaración de la Renta 2008.

En la presentación intervinieron el obispo de Ciudad Real, Antonio Algora Hernando, obispo responsable del Secretariado para el Sostenimiento de la Iglesia, y el vicesecretario para Asuntos Económicos de la CEE, Fernando Giménez Barriocanal.

«Este gesto no supone pagar más impuestos», recordó monseñor Algora, quien explicó que hacer la declaración en favor de la Iglesia significa que «siete euros de cada mil que el contribuyente paga van para el sostenimiento de los sacerdotes, los centros parroquiales y las actividades pastorales».

Por su parte Giménez Barriocanal indicó que este es «el año de la verdad para la financiación de la Iglesia en España». Por primera vez, los fondos que recibirá la Iglesia pasan a depender exclusivamente de los contribuyentes que decidan voluntariamente marcar su casilla en la Declaración de la Renta.

Tras el acuerdo alcanzado con el Gobierno en diciembre de 2006, la Iglesia dejará de percibir el complemento presupuestario --que compensaba las diferencias entre la cantidad asignada en los Presupuestos Generales del Estado y el resultado de las asignaciones de los contribuyentes en su declaración de la Renta- y renuncia a la exención del IVA. Para compensar estas diferencias, el coeficiente de la Renta pasó del 0,52% al 0,7% de la cuota íntegra de los contribuyentes.

Tanto Giménez Barriocanal como monseñor Algora se mostraron ayer optimistas ante la nueva situación, sobre todo porque los datos provisionales de la asignación tributaria de 2006, revelan un ligero aumento del 0,24% de declarantes a favor de la Iglesia en relación al año precedente. Es decir, casi 6 millones de personas (33,36%) decidieron dar la asignación tributaria a la Iglesia, sobre un total de 20 millones de declaraciones.

La Iglesia espera también que la puesta en marcha, en noviembre del año pasado, de una estudiada campaña de comunicación, «incida favorablemente» en ese 32% de los contribuyentes que actualmente no marcan ninguna de las casillas.

Sobre los positivos datos provisionales de 2006, Giménez Barriocanal destacó que la cantidad que recibió la Conferencia Episcopal en 2006 «fue inferior a la recaudada en la declaración de la Renta». En total, percibió 144 millones de euros frente a los 160 millones de euros asignados por los contribuyentes. «Otros años la Iglesia recibió un complemento presupuestario para asegurar las cantidades previstas. En 2006, ha pasado lo contrario; ha habido más dinero asignado por el IRPF que el que efectivamente percibió», explicó.

Entre las medidas a tomar para mejorar el actual sistema, Giménez Barriocanal señaló la simplificación del trámite que deben realizar los ciudadanos, que desean modificar el borrador previo que elabora Hacienda de su declaración, para marcar la opción en favor de la Iglesia, y la búsqueda de mecanismos para que ese gran número de contribuyentes que pagan el impuesto pero no hacen la declaración puedan hacer su asignación a la Iglesia.

El Plan de Comunicación de la CEE para la Campaña de la Renta 2008 se propone un doble objetivo: Acercar su labor y dar a conocer el destino de sus fondos a los Ciudadanos, por una parte, e incrementar la 'x' a favor de la Iglesia en la Declaración de la Renta.

La campaña está motivada en el cambio en la financiación de la Iglesia tras el acuerdo con el Gobierno. A partir de ahora, el sostenimiento económico de la Iglesia Católica en España depende, única y exclusivamente, de los católicos y de quienes valoran la labor que la Iglesia desarrolla.

La primera fase de la Campaña, del 6 de noviembre al 7 de diciembre, se hizo a través de infocomerciales, spots publicitarios en televisión, inserciones publicitarias en suplementos de prensa e internet, se informó sobre la labor de la Iglesia en España y sobre el nuevo modelo de asignación tributaria.

Coincidiendo con el Día de la Iglesia Diocesana, del 26 de noviembre al 17 de diciembre, se desarrolló la campaña en las diócesis dirigida a la recaudación de fondos a través de una campaña publicitaría en los medios locales.

Esta primera fase, explica la Conferencia Episcopal, «ha tenido muy buena acogida tanto para el público interno como para el externo pues ha contribuido a incrementar la información sobre el sistema de financiación de la Iglesia, sus necesidades y el destino de sus fondos».

La segunda fase del proyecto, con el objetivo de incrementar el número de contribuyentes que marquen la 'x' a favor de la Iglesia en la Declaración de la Renta, se desarrolla desde el lunes 5 de mayo y durante 5 semanas se repetirán los spots publicitarios en televisión, y las inserciones publicitarias en prensa, radio e internet.

Para esta Campaña de la Renta 2008, la Conferencia Episcopal ha lanzado dos nuevos spots publicitarios para radio y televisión en los que pide explícitamente la 'x' en su casilla. 

Además, en una fase previa se informó a los contribuyentes cómo pueden modificar los «borradores» para marcar la 'x' a favor de la Iglesia católica. 

Existe también una página web en la que la Iglesia informa, incluyendo historias reales,  sobre el destino de los fondos de la asignación tributaria: www.portantos.es

Por Nieves San Martín

No comments: